Pastoral

Testimonio de Voluntariado Docente

Querida comunidad: quiero ante todo dar GRACIAS a todos Uds., Directivos, docentes, alumnos, y a todos en general, por haberme permitido ser parte de esta maravillosa experiencia que se llamó Proyecto de Voluntariado Docentes Maristas Fraile Pintado 2015. Fue para mi una vivencia que me permitió comprobar en persona la increíble tarea que desarrolla la comunidad de Hnos. Maristas en ese lugar de la bella Prov. De Jujuy.

Con un grupo conformado por maestras de La Plata, Luján, Cinco Saltos, y de la Rep. Del Uruguay, fuimos a realizar tareas solidarias a distintos lugares, donde los maristas hacen presente a Jesucristo con su presencia fraterna, solidaria y muy humana donde la pobreza es realmente muy fuerte.

Hicimos distintas actividades, como dar apoyo escolar, ayudar a cocinar, lavar platos y servir la comida en comedores comunitarios, animar encuentros con niños, mediante juegos, hacernos presente y compartir la oración de entrada y un tiempo en los salones del excelente ETA colegios técnico marista de Ledesma, compartir una tarde en hogares para niños y adultos con capacidades diferentes. En fin, fuimos a servir, y descubrimos, que Dios otra vez nos ganó de mano, y el nos sirvió a nosotros. Volvimos a nuestras comunidad plenos del Espíritu Santo, nuestro corazón colmado de gracia, por todo lo recibido y la vivencia en comunidad entre nosotros. Finalmente quiero destacar la hermosa tarea que llevan adelante los Hnos. Arturo Buet y Daniel de la Fuente, ellos nos mostraron con su testimonio al mismísimo Marcelino , nos enseñaron que esas tres violetas de la Humildad, Sencillez y Modestia son posibles de vivir, y con mucha alegría. Nos llenó de orgullo ver como las personas de esos lugares, en especial los niños los aman y sienten como propios en cada lugar.

Volví al Peralta con ganas y la necesidad de compartir todo lo vivido con Uds. Y lo he hecho en cada oportunidad que he tenido. Les digo a los compañeros docentes que no dejen de aprovechar esta increíble oportunidad que se no brinda, haganse parte de este proyecto, les aseguro que vivirán algo maravillosos. Y a los queridos chicos, decirles que sientan en sus corazones que Dios los llama a hacerse testigos de su amor, y la comunidad Marista es un lugar que a través de sus incontables obras solidarias se los permitirá hacer posible. Gracias de todo corazón. Dios los bendiga y María Nuestra Buena Madre, por medio de San Marcelino los siga acompañando siempre.